Raquel del Rosario – Planeta Particular

3 abril 2017

TODO ESTÁ BIEN

¡Estoy de vuelta!
Siento haber estado desaparecida en el último mes, ha sido bastante intenso a nivel personal, pero parece que poco a poco las aguas van volviendo a su cauce.

Todo está bien, todo funciona bien. 🙂

Tenía pendiente acabar de contarles la experiencia en San Cristobal de Las Casas, la verdad es que dos semanas nos cundieron muchísimo y aunque no hicimos excursiones de larga distancia ya que eran mucho tute para los peques, disfrutamos de sus alrededores. Además, San Cristobal es una ciudad con tantas opciones, tanto que ver, que descubrir, que experimentar… que los días se hacían cortos.

La única excursión que hicimos a poco más de dos horas del centro fue a la zona arqueológica de Toniná, donde de encuentra una de las pirámides mayas más impresionantes de México compuesta por siete plataformas.

Se trata de un espacio sagrado compuesto por numerosos pasadizos pensado para honrar a las deidades celestes: el sol, la luna, Venus y la tierra. Pero donde también se llevaron a cabo un gran número de sacrificios humanos a causa de convicciones ideológicas de la época.

A pocos kilómetros de San Cristobal se encuentra San Juan Chamula, una población indígena de etnia Tzotzil. Digamos que no es un lugar tan turístico y tiene sus propias leyes, por lo que hay que informarse bien antes de visitarlo.
Su principal atracción es la iglesia, donde se realizan rituales algo diferentes, ya que mezclan antiguos ritos mayas con católicos.
Los niños de la zona alucinaban con Leo y Mael por la diferencia de rasgos y el hecho de que Mael fuese “calvo”, nos perseguían para mirarlos y hacerles carantoñas.
Encontramos algunas artesanías diferentes, como las máscaras de madera pintadas a mano, características de allí.

En las afueras de San Cristobal se encuentra el parque ecoturístico de Rancho Nuevo, con zona de picnic, tirolina, paseos a caballo, pequeño mercado artesanal, área infantil y las espectaculares grutas de estalactitas y estalagmitas.

Pero sin duda, el lugar en donde más disfrute, fue en el centro de textiles del mundo Maya.
Diferentes salas donde se exponían vestimentas realizadas con materiales naturales y técnicas ascentrales de confección y bordado.
¡Salí de allí con los pelos de punta!.

En otra de las salas se exponía una colección de moda de la diseñadora mexicana Beatriz Russek, una línea de prendas que surgieron de la mezcla de textiles chiapanecos y la moda contemporánea.
Todas las prendas están elaboradas a mano por maestras artesanas.
¡Sin palabras!

Y como guinda de la visita, una edición especial de la firma francesa Roche Bobois llamada L’artesaníadevivir.
Donde grandes maestros del arte popular mexicano han intervenido piezas de la marca con técnicas ascentrales.
Una auténtica maravilla.

El alojamiento en San Cristobal, y todo en general, es bastante económico. Como siempre, nosotros nos decantamos por un apartamento, ya que con niños siempre nos resulta más cómodo.
Y si no hay bañera, no pasa nada, ya improvisamos una. 🙂

Otra característica de San Cristobal es su corriente holística, a cada paso encuentras locales que ofrecen terapias alternativa, talleres, yoga, productos orgánicos…
Aprovechando que mi hermana ya conocía el “terreno”, hice un trabajo personal muy bonito con un terapeuta del que ya les hablaré.

La música en la calle también es algo muy común, muchos restaurantes ofrecen música en vivo cada noche y el las peatonales es normal ver a grupos que muchas veces quedan e improvisan.

Mi hermana trabaja como arteterapeuta, y Leo acabó haciendo buenas migas con una de sus alumnas.

Y para terminar el post, alguno de los “tesoros” que traje conmigo.
La prenda estrella es sin duda este vestido con tejido elaborado en telar y bordado a mano,
¡flechazo a primera vista!

Esta chaqueta confeccionada con el mismo procedimiento:

Este Huipil con flecos, una preciosidad:

BOLSOS, así, con mayúsculas:

Este fular de lana pura que también uso como mantita para los niños y sandalias de piel trenzadas a mano:

Y esta bandeja y cestitas cosidas con hilo de diferentes colores:

Y esto es todo por hoy.
Les deseo una semana llena de cosas buenas, nos leemos pronto.
Amor y luz
Raquel


28 ComentariosEnviado por: Raquel del Rosario

Post Anterior Siguiente Post