Raquel del Rosario – Planeta Particular

8 marzo 2017

SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS

San Cristobal de Las Casas (Chiapas, México) o la ciudad donde todo parece capaz de convivir.
Cada día, en sus calles se dan cita gentes de diferentes culturas. Sus áreas peatonales o andadores, son un constante vaivén de turistas que se mezclan con los “postizos” (así es como llaman a los extranjeros que residen en la ciudad), “coletos” (que es como se hacen llamar los locales) y grupos de indígenas que habitan en los pueblos de las inmediaciones y se desplazan al centro a vender sus artesanías y realizar sus compras.

A pesar de haberse convertido en una ciudad completamente cosmopolita, San Cristobal no ha perdido su esencia mística, siendo fiel a sus tradiciones, sus construcciones coloniales, sus idiomas nativos y sus vestimentas.

Una de los principales motivos por la que este Pueblo Mágico “atrapa” a tanta gente de fuera, a parte de por su especial energía, es la buena calidad de vida que se puede llevar con muy poco dinero, ya que se trata de una de las ciudades más baratas de México.

El primer día, mientras desayunaba en una de las terrazas de la calle principal, se acercó una niña indígena vendiendo unos pequeños muñecos de madera pintados a mano.
-“Diez pesos cada uno” (unos 50 céntimos de euro).
Después, se quedó mirando un trocito de gofre con chocolate que había quedado en la mesa y nos preguntó si se lo podíamos dar, no porque ella no hubiese desayunado ya, sino porque se trataba de “algo rico”.
En los días consecutivos, vi una estampa muy curiosa de algunos “postizos” invitando a un batido, un dulce o a “algo rico” a algunos de los niños que trabajan en la venta ambulante mientras mantenían divertidas conversaciones.
Algo que me llamó la atención, fue ver como algunos de esos menores que venden caramelos o limpian zapatos en lugar de ir a la escuela, se entretenían jugando con sus teléfonos móviles. Más tarde me contaron que no es una cuestión de clase social, sino de tradición familiar y cultural.

Algo con lo que parezco no escarmentar cada vez que estoy en México, es con tener cuidado en el tema comidas, ya que nuestro estómago no está acostumbrado a cierto tipo de alimentos o maneras de cocinar.
El primer día fuimos directos a un restaurante mexicano y… ¡caímos casi todos! :X. Unos días con malestar y a base de suero pero que no estropearon para nada el viaje.
El motivo de pasar unos días en San Cristobal, era visitar a una de mis hermanas que lleva varios meses viviendo allí. Como buena postiza, nos descubrió un montón de locales y rincones llenos de encanto. Algunos a los que como turista, tal vez nunca se me hubiese ocurrido entrar por su apariencia, pero que luego te sorprenden con unos productos de 10.

Entre mis favoritos, los cafés “Frontera” (de comida artesana) y “Carajillo”.

Uno de los mayores encantos de hoteles y restaurantes, es el de conservar los patios interiores y las fachadas sin renovar, como entregados al paso del tiempo.
En el caso de los edificios rehabilitados, muchos conservan los coloridos azulejos antiguos y sus altos techo de vigas de madera.

Colores, texturas, rincones, inspiración en cada esquina… Creo que nunca había tomado tantas fotos en un viaje.

El café y el cacao son una industria ascentral en Chiapas, este último considerado un fruto sagrado por los antiguos Mayas. La cadena de chocolaterías “Cacao Nativa” presume de ofrecer uno de los mejores chocolates del mundo, y yo doy fé de ello.

Y mi lugar más temido de la ciudad… ¡El mercado artesanal!
Digo temido porque sabía que me iba a volver completamente loca allí. Opté por ir varios días a ratitos, porque al ser tan grande y tener taaaantas cosas increíbles, a los pocos minutos de estar allí comenzaba a hacer cortocircuito.
Los precios son negociables, pero yo siempre he sido muy mala en esto del regateo, sobre todo cuando por una prenda elaborada en telar y bordada a mano te piden menos de 20 euros.
Ya les enseñaré cositas 🙂

Cerca del mercado artesanal se encuentra el de frutas y verduras, algo más caótico y abarrotado.
Allí se pueden encontrar productos frescos, diferentes especias y plantas medicinales entre otras cosas.

Y hasta aquí el post de hoy, que no es poco jeje
Siento haber tardado an actualizar pero entre el viaje y temas personales se me han pasado las semanas volando.
¡Les cuanto un poco más pronto!

Espero que estén teniendo una buena semana
Amor y luz
Raquel


39 ComentariosEnviado por: Raquel del Rosario

Post Anterior