Raquel del Rosario – Planeta Particular

11 febrero 2018

UNIVERSO M√ĀGICO

Hace tiempo iba paseando por Madrid y se me acercó una chica, me contó que una amiga le había hablado de uno de mis post en el que hacía alusión a un libro, me dijo que había marcado un antes y un después en su vida y que solo quería agradecérmelo.

Otro d√≠a me cruc√© con otra de ustedes en el ba√Īo de una cafeter√≠a, ella me habl√≥ de una canci√≥n con la que hab√≠a cerrado uno de mis post, un descubrimiento que acab√≥ siendo muy importante en su relaci√≥n sentimental.

Una se√Īora de unos 50 a√Īos me par√≥ un d√≠a para decirme que ella y su hija le√≠an juntas todas mis entradas para luego comentarlas.

Acabo de recordar tambi√©n un email que me mand√≥ Tere, una de las terapeutas que les recomend√© hace a√Īos (a la cual tambi√©n conoc√≠ a trav√©s del blog), donde me hablaba de las mujeres tan maravillosas que le hab√≠a enviado a su consulta.
Copio literalmente como os definió:
“Son la nueva generaci√≥n que va a cambiar el mundo y ya lo est√°n cambiando. Las nuevas mujeres. Las nuevas Diosas.”

Muchas veces, cuando me siento frente al ordenador a escribir una nueva entrada, me olvido del alcance que puede tener. Siento rabia por no poder tener el tiempo ni la dedicación que solía tener antes, me gustaría compartir tantas cosas…

Pero bueno, como siempre digo, hay un tiempo para todo y muchos caminos que transitar…
Intentaré en la medida de lo posible seguir regando esta preciosa flor.

Hoy quer√≠a contar una bonita historia…

Hace unos meses, mi hermana Marta asisti√≥ en Madrid a un retiro de tres d√≠as con Iv√°n RoHe, de quien suelo compartir fechas de consultas. Me dijo que all√≠ tambi√©n coincidi√≥ con muchas de ustedes, que se ha creado una especie de peque√Īa familia y que han realizado preciosos trabajos juntos (esto es taaaaan maravilloso y me hace tan feliz).
En ese retiro conoció a Raquel, una chica que colaboraba con Iván poniendo al servicio sus dones. (Ellos se reencontraron conocieron también a través de mi blog).

Mi hermana tuvo una bonita conexión con Raquel y siguió haciendo trabajos con ella para su proceso personal. Raquel trabaja con terapia regresiva entre otras cosas y resulta que en una de sus consultas, a través de Marta, comenzó a recibir información sobre mi hijo mayor, Leo.

Mi hermana y Leo siempre han tenido una relación muy especial y tras recibir la información que nos facilitó Raquel entendimos porqué.

Alg√ļn d√≠a les hablar√© con calma de Leo, el es un ni√Īo diferente que parece que ha venido a hacer las cosas de otra forma. Nos est√° ense√Īando tanto‚Ķ

Mi hermana me puso en contacto con Raquel, ella estaba sorprendida por seguir recibiendo informaci√≥n, informaci√≥n sobre Leo, mensajes para mi‚Ķ A√ļn se me ponen los pelos de punta al recordarme una semana antes pidi√©ndole al universo durante mis meditaciones que me arrojase un poco de luz para saber que decisiones tomar ante un ser como Leo.

El mismo universo que quizo que perdiésemos todos los vuelos de vuelta estas navidades y tuviésemos que pasar una tarde en Madrid, la cual aproveché para conocer a Raquel en persona.

Comimos juntas, me cont√≥ entonces que hace muchos a√Īos, cuando trabajaba como directiva de una empresa de comunicaciones, nos contrat√≥ para tocar en un evento privado de su empresa, y que mas tarde descubri√≥ mi blog.
Me dijo que el post en el que hablaba del libro de Brian Weiss ‚ÄúLazos de amor‚ÄĚ, hab√≠a ocasionado un punto de inflexi√≥n en ese momento de su vida, que lo compr√≥ y lo devor√≥ en dos d√≠as y que su sabidur√≠a interior activ√≥ algo que la llev√≥ a dar un giro radical.
Dejó su puesto en la oficina y comenzó su formación con maestros como Bert Hellinguer o la hija de Milton Erikson, también se formó como terapeuta en la técnica de terapia regresiva de Brian Weiss, entre otras herramientas para la reconexión del ser. Acaba de abrir su consulta en Madrid.

Me contó además como había conocido a Iván al asistir a una de las consultas que anuncié en el blog, y que actualmente estaban impartiendo talleres convivenciales y otros proyectos juntos.

En un momento de la comida, Leo extendi√≥ los brazos hacia Raquel, ella dulcemente le pregunt√≥: ‚Äú¬Ņme lo das? ¬Ņsi? gracias‚ÄĚ, mientras simulaba que cog√≠a algo de sus manos.

M√°s tarde, nos quedamos solas para trabajar juntas, no necesit√© concentrarme demasiado, sent√≠ como si ella me activase una especie de ‚Äúchip‚ÄĚ para acceder a otras cosas con m√°s claridad. Nos sumergimos en un viaje en el que ella me guiaba y todo flu√≠a muy f√°cil y claro.
“Voy a darte el regalo que me di√≥ Leo para t√≠‚ÄĚ , refiri√©ndose al momento de la comida. Me puso las manos en el pecho y el coraz√≥n comenz√≥ a latirme como si fuera a explotar, entonces vi claramente un enorme elefante que se mov√≠a inquieto, jugaba a ponerse de pie sobre sus patas traseras mientras elevaba la trompa como muestra de su felicidad. No s√© si recuerdan el post en el que les contaba como descubr√≠ que estaba embarazada de Leo, a trav√©s de un sue√Īo con un elefante. Parec√≠a tratarse del mismo, pero ahora adulto. No pude contener las l√°grimas de emoci√≥n.

Raquel me pidi√≥ que mirase m√°s all√° del elefante, llegamos a la India, en otro tiempo, en otro lugar, en otra realidad.. no lo s√© muy bien. Yo era una especie de mujer gur√ļ influyente, rodeada de arte y que trabajaba con gemas y piedras preciosas.
Vi como esa mujer (que era yo) extendía la mano hacia Raquel ofreciéndole una piedra, se trataba de una piedra de ágata.
Antes de viajar a Madrid, me apeteció llevarle un detalle a Raquel, y a la hora de pagar, vi junto a la caja diferentes piedras y me llamó la atención la de ágata, así que decidí llevársela también.
√Āgata, la piedra de los dones que ayuda a potenciar las capacidades m√°gicas, result√≥ ser un regalo a trav√©s de los tiempos.

Despu√©s de dos horas, que parecieron 10 minutos, y en las que trabajamos y comprendimos un mont√≥n de cosas tras regresar de ese ‚Äúviaje‚ÄĚ, baj√© a la cafeter√≠a de la esquina donde me esperaba mi hermana con Leo que estaba jugando con el regalo que le hab√≠a tra√≠do Raquel a la comida, un elefante de peluche.

Comienza entonces una etapa de sincronías, de momentos increíbles, de cambios en Leo, en mi…
¬°Todo es tan m√°gico!
Pero lo m√°s maravilloso de todo esto, es ver como la vida mueve los hilos, como las personas nos encontramos y reencontramos, como muchas veces atraemos lo que necesitamos compartiendo lo bueno, lo que nos mueve. Y lo m√°s importante, como el universo nos escucha y conspira a nuestro favor si se lo pedimos.

—————

RINCONES DE MALIB√ö
Una de las cosas buenas de vivir en una ciudad tan grande, es que no paras de descubrir sitios nuevos a menudo. Como este embarcadero rodeado de acantilados junto al restaurante Paradise Cove (no apto para los amantes de la comida sana jaja) en Malib√ļ.
Llevo total look de Zara (el vestido me gustó más al revés, pero la apertura con lazada va hacia atrás), el collar que me hizo mi hermano y brazalete de joyería nativa.

Deseo que tengan una semana inmejorable
AMOR Y LUZ
Raquel

“DAR GRACIAS TAMBI√ČN QUIERE DECIR TRANSFORMAR LO QUE ME HA SIDO REGALADO Y SE HA CONVERTIDO AS√ć EN UNA PARTE M√ćA, EN UNA ACCI√ďN QUE DEJE TAMBI√ČN A OTROS GANAR EN LO QUE A MI ME HA ENRIQUECIDO.”
BERT HELLINGUER

@raquelorobio


57 ComentariosEnviado por: Raquel del Rosario

Post Anterior