Raquel del Rosario – Planeta Particular

16 abril 2017

NUESTRA PROPIA HISTORIA

Cuando nacemos, no solo lo hacemos con una herencia gen茅tica de nuestros padres y ancestros, sino tambi茅n con una herencia emocional.
No solo heredamos los ojos de nuestro abuelo o la constituci贸n de nuestra madre, a nivel celular, hay vivencias y emociones que permanecen grabadas generaci贸n tras generaci贸n.

En nuestro inconsciente viven una gran cantidad de miedos, verg眉enzas, traumas, secretos de familia y problemas no resueltos. Muchos de los cuales se repiten de manera c铆clica durante generaciones si no son reconocidos.

Existen trabajos como las constelaciones familiares o terapias como la biodescodificaci贸n, que ayudan a traer a la conciencia estos problemas para as铆 sanarlos y liberar esa carga familiar muchas veces excesiva y que, sin darnos cuenta, bloquea diferentes 谩mbitos de nuestra vida.

En nuestras c茅lulas hay grabadas mucha informaci贸n de lo que ha vivido nuestra ascendencia hasta este momento.

“Tambi茅n esa herencia emocional puede manifestarse como una enfermedad. La psicoanalista francesa Francoise Dolto afirm贸: 鈥渓o que es callado en la primera generaci贸n, la segunda lo lleva en el cuerpo鈥.

As铆 como es reconocido que existe un 鈥渋nconsciente colectivo鈥, tambi茅n es claro que hay un 鈥渋nconsciente familiar鈥. En ese inconsciente residen todas esas experiencias silenciadas, que de alguna manera se han callado porque constituyen un tab煤: suicidios, abortos, enfermedades mentales, asesinatos, ruinas, abusos, etc. El trauma tiende a repetirse en la siguiente generaci贸n, hasta que encuentre una v铆a para hacerse consciente y resolverse.”
(Fuente: www.lamenteesmaravillosa.com)

En las constelaciones familiares, se trabaja el posicionamiento de cada miembro de la familia frente al resto. Hace tiempo hice una con mis hermanos y fue realmente una experiencia incre铆ble. No solo la constelaci贸n en s铆, sino todas las cosas que fueron sucediendo en el entorno familiar los d铆as consecutivos.

En el post anterior les hable de un trabajo personal que hice con un terapeuta durante mi estancia en Mexico.
Se trata de un an谩lisis del 谩rbol geneal贸gico (transgeneracional) observando fechas y patrones que se repiten.
Muchas veces es dif铆cil conseguir reunir informaci贸n de nuestros antepasados para as铆 entender muchas cosas, y m谩s con todos los tab煤es que hab铆a antiguamente.

Curiosamente, tras aquel trabajo de constelaci贸n, mi padre me cont贸 la historia de mi bisabuela paterna Rosario, con bastantes datos que desconoc铆a.
Desde peque帽a, dentro de mi familia, muchos me han llamado cari帽osamente 鈥淩osarito鈥, por mi gran parecido f铆sico a ella.
En ese momento no era consciente de que no solo hab铆a heredado muchos de sus rasgos, sino que de alguna manera, iba a revivir parte de su historia.

Mi bisabuela se cas贸 con un se帽or originario de su mismo pueblo que hab铆a emigrado a America, lo conoci贸 durante un viaje que 茅l hizo a canarias para resolver unos asuntos y se fue a vivir a Am茅rica con 茅l. Al otro lado del charco el ten铆a su vida, su trabajo y los hijos de su anterior matrimonio.

Actualmente, yo estoy casada con un espa帽ol que lleva muchos a帽os residiendo en America y he establecido aqu铆 mi residencia, donde el tiene su trabajo y las hijas de su anterior matrimonio.

Mi bisabuela tambi茅n tuvo dos hijos, as铆 como otros datos m谩s personales que tambi茅n concuerdan.

Analizando las fechas de mi 谩rbol geneal贸gico con el terapeuta, ca铆mos en la cuenta de que tanto mis abuelos paternos como maternos se casaron un 3 de noviembre, la fecha de mi nacimiento. Algo que probablemente tenga que ver con el hecho de que yo haya tenido 鈥渄os bodas鈥.

Una vez sacadas todas las conclusiones posibles sobre los datos recopilados en el 谩rbol, hicimos un trabajo de posicionamiento. A trav茅s de una meditaci贸n guiada, me un铆 en el tiempo con las personas a las que necesitaba hablarles, les di las gracias y les ped铆 de una manera cari帽osa que me liberasen de sus historias no resueltas, esas historias que no me pertenec铆an a mi.

Recuerdo salir de la consulta como en una nube, al girar en la primera esquina tropec茅 con una cabina telef贸nica que anunciaba el prefijo de llamada #333, segu铆 caminando hacia el restaurante donde hab铆a quedado con mi hermana para comer, cuando trajeron la cuenta, la suma total era de 333 pesos. Como saben, esta cifra num茅rica me persigue desde hace a帽os, de forma m谩s insistente cuando estoy, como digo yo, 鈥渆n sinton铆a鈥.

Estos trabajos provocan un movimiento de energ铆a muy fuerte y por experiencia, yo sab铆a que iban a suceder cosas en mi entorno. Es como cuando mueves una ficha clave en el tablero de ajedrez y de repente la jugada cambia por completo.
Ha sido una locura de mes, todo se puso patas arriba鈥 Y aunque a veces es dif铆cil confiar en el perfecto orden que hay dentro de cada caos, al final lo que pasa es lo que tiene que pasar, por lo que sea y para lo que sea.
Sanar nuestra historia familiar es el mejor regalo que podemos a hacernos a nosotros, a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos.

Estos d铆as he estado ojeando algunos libros relacionados con el tema, los comparto con ustedes por si sienten inter茅s, as铆 como otros t铆tulos relacionados.

———–

Y para acabar el post de hoy, unas fotos que ya ni recuerdo de cuando son, entre unas cosas y otras, este 2017 me parece estar pasando a toda velocidad.

Llevo vestido de Spell Designs, cazadora de Zara, colgante navajo y botas vaqueras artesanales, pulsera de Mukhas Collection y reloj de Eco Design Project.

Deseo que hayan pasado una Semana Santa inmejorable.
Amor y luz
Raquel

“SE NOS HA DADO LA ELECCI脫N DE LIBERARNOS DE LA REPETICI脫N PARA NACER A NUESTRA PROPIA HISTORIA”.
Anne Sh眉tzenberger


53 ComentariosEnviado por: Raquel del Rosario

Post Anterior