Raquel del Rosario – Planeta Particular » NUESTRA PROPIA HISTORIA

16 abril 2017

NUESTRA PROPIA HISTORIA

Cuando nacemos, no solo lo hacemos con una herencia genética de nuestros padres y ancestros, sino también con una herencia emocional.
No solo heredamos los ojos de nuestro abuelo o la constitución de nuestra madre, a nivel celular, hay vivencias y emociones que permanecen grabadas generación tras generación.

En nuestro inconsciente viven una gran cantidad de miedos, vergüenzas, traumas, secretos de familia y problemas no resueltos. Muchos de los cuales se repiten de manera cíclica durante generaciones si no son reconocidos.

Existen trabajos como las constelaciones familiares o terapias como la biodescodificación, que ayudan a traer a la conciencia estos problemas para así sanarlos y liberar esa carga familiar muchas veces excesiva y que, sin darnos cuenta, bloquea diferentes ámbitos de nuestra vida.

En nuestras células hay grabadas mucha información de lo que ha vivido nuestra ascendencia hasta este momento.

“También esa herencia emocional puede manifestarse como una enfermedad. La psicoanalista francesa Francoise Dolto afirmó: “lo que es callado en la primera generación, la segunda lo lleva en el cuerpo”.

Así como es reconocido que existe un “inconsciente colectivo”, también es claro que hay un “inconsciente familiar”. En ese inconsciente residen todas esas experiencias silenciadas, que de alguna manera se han callado porque constituyen un tabú: suicidios, abortos, enfermedades mentales, asesinatos, ruinas, abusos, etc. El trauma tiende a repetirse en la siguiente generación, hasta que encuentre una vía para hacerse consciente y resolverse.”
(Fuente: www.lamenteesmaravillosa.com)

En las constelaciones familiares, se trabaja el posicionamiento de cada miembro de la familia frente al resto. Hace tiempo hice una con mis hermanos y fue realmente una experiencia increíble. No solo la constelación en sí, sino todas las cosas que fueron sucediendo en el entorno familiar los días consecutivos.

En el post anterior les hable de un trabajo personal que hice con un terapeuta durante mi estancia en Mexico.
Se trata de un análisis del árbol genealógico (transgeneracional) observando fechas y patrones que se repiten.
Muchas veces es difícil conseguir reunir información de nuestros antepasados para así entender muchas cosas, y más con todos los tabúes que había antiguamente.

Curiosamente, tras aquel trabajo de constelación, mi padre me contó la historia de mi bisabuela paterna Rosario, con bastantes datos que desconocía.
Desde pequeña, dentro de mi familia, muchos me han llamado cariñosamente “Rosarito”, por mi gran parecido físico a ella.
En ese momento no era consciente de que no solo había heredado muchos de sus rasgos, sino que de alguna manera, iba a revivir parte de su historia.

Mi bisabuela se casó con un señor originario de su mismo pueblo que había emigrado a America, lo conoció durante un viaje que él hizo a canarias para resolver unos asuntos y se fue a vivir a América con él. Al otro lado del charco el tenía su vida, su trabajo y los hijos de su anterior matrimonio.

Actualmente, yo estoy casada con un español que lleva muchos años residiendo en America y he establecido aquí mi residencia, donde el tiene su trabajo y las hijas de su anterior matrimonio.

Mi bisabuela también tuvo dos hijos, así como otros datos más personales que también concuerdan.

Analizando las fechas de mi árbol genealógico con el terapeuta, caímos en la cuenta de que tanto mis abuelos paternos como maternos se casaron un 3 de noviembre, la fecha de mi nacimiento. Algo que probablemente tenga que ver con el hecho de que yo haya tenido “dos bodas”.

Una vez sacadas todas las conclusiones posibles sobre los datos recopilados en el árbol, hicimos un trabajo de posicionamiento. A través de una meditación guiada, me uní en el tiempo con las personas a las que necesitaba hablarles, les di las gracias y les pedí de una manera cariñosa que me liberasen de sus historias no resueltas, esas historias que no me pertenecían a mi.

Recuerdo salir de la consulta como en una nube, al girar en la primera esquina tropecé con una cabina telefónica que anunciaba el prefijo de llamada #333, seguí caminando hacia el restaurante donde había quedado con mi hermana para comer, cuando trajeron la cuenta, la suma total era de 333 pesos. Como saben, esta cifra numérica me persigue desde hace años, de forma más insistente cuando estoy, como digo yo, “en sintonía”.

Estos trabajos provocan un movimiento de energía muy fuerte y por experiencia, yo sabía que iban a suceder cosas en mi entorno. Es como cuando mueves una ficha clave en el tablero de ajedrez y de repente la jugada cambia por completo.
Ha sido una locura de mes, todo se puso patas arriba… Y aunque a veces es difícil confiar en el perfecto orden que hay dentro de cada caos, al final lo que pasa es lo que tiene que pasar, por lo que sea y para lo que sea.
Sanar nuestra historia familiar es el mejor regalo que podemos a hacernos a nosotros, a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos.

Estos días he estado ojeando algunos libros relacionados con el tema, los comparto con ustedes por si sienten interés, así como otros títulos relacionados.

———–

Y para acabar el post de hoy, unas fotos que ya ni recuerdo de cuando son, entre unas cosas y otras, este 2017 me parece estar pasando a toda velocidad.

Llevo vestido de Spell Designs, cazadora de Zara, colgante navajo y botas vaqueras artesanales, pulsera de Mukhas Collection y reloj de Eco Design Project.

Deseo que hayan pasado una Semana Santa inmejorable.
Amor y luz
Raquel

“SE NOS HA DADO LA ELECCIÓN DE LIBERARNOS DE LA REPETICIÓN PARA NACER A NUESTRA PROPIA HISTORIA”.
Anne Shützenberger


53 Comentarios

  • 1. Paloma  |  22 abril 2017 - 21:39

    Tienes una gran personalidad, Raquel, aportas mucho y diferente… gracias

  • 2. Lourdes  |  23 abril 2017 - 22:17

    Hola Rosario,

    Una vez más quiero decirte que me encantan tus post, los espero con ansias, siento mucha conexión con tus vivencias, una vez hice una constelación familiar con mi padre, cuando salí no entendía nada, aquello parecía magia. Me habian recomendado que hiciera otra con mi madre, lo tengo pendiente desde hace tiempo y después de leer este post creo que me pondré en marcha para hacerlo, creo que que lo necesito más que nunca ahora que soy madre. GRACIAS una vez más por compartir conmigo tu sabiduría! Un abrazo!

  • 3. Amicuba  |  23 abril 2017 - 23:20

    https://amicubasite.com/2017/04/20/no-mires-al-espejo-mirame-a-mi-escuchame-estas-preciosa/
    Feliz domingo bellezon! ❤️

1 2 3

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


2 − uno =

Subscríbete a los comentarios vía RSS