Raquel del Rosario – Planeta Particular » GIFTED

15 noviembre 2019

GIFTED

Hace unas semanas, buscando documentales sobre los nativos americanos, encontré uno muy especial, ya que se trataba de un proyecto que había llevado a cabo Adrian Esposito, un chico diagnosticado de autismo.

Un día, entre las cintas antiguas que guardaba su madre y que a él le encantaba escuchar, Adrian encontró una en la que hablaba Rolling Thunder, un “Hombre medicina” de la tribu de los Cherokee.

Cuenta que al escuchar lo que decía, algo en su interior hizo “click” y enseguida se dio cuenta de lo mucho que la historia y el cine habían ridiculizado siempre a esta cultura.
Decidió entonces emprender un viaje personal y reunirse con algunos de los descendientes de diferentes tribus, para escuchar sus historias e intentar buscar una explicación espiritual a su diagnóstico y al comportamiento agresivo que había desarrollado.

Hubo unas palabras que me resonaron y conmovieron especialmente, cuando Adrian y su madre le expusieron al hijo de Thunder sus preocupaciones:


“Lo primero que tenéis que cambiar es vuestra forma de pensar,
os referís todo el tiempo a esto como una discapacidad, y no lo es.
Es un regalo de la creación que tenemos que aprender a recibir y abrazar.
Tienes que aprender a utilizar tu regalo en un modo sanador y no dañino.
No le des la energía negativa de calificarlo de discapacidad,
porque si le das esa energía,
estarás usando tu regalo de una forma desfavorable…
…Si hay algo que no está en su equilibro natural, es por una razón,
y ésta razón no es más que la lección que hemos de aprender para lograr volver a estarlo.
Estos son mis consejos para ayudarte a usar tu regalo.”

En ese momento me vino a la mente algo de lo que les hable hace tiempo en una de mis entradas sobre la importancia de las palabras que elegimos:

“Cuando le decimos a un niño: “eres malo” “eres tonto” “eres un desastre”…. Para nosotros puede tratarse de un simple momento de enfado, pero a él se le quedará grabado para siempre y probablemente crezca sintiendo que eso es lo que es, viéndose limitado en muchos aspectos de su vida.

Las palabras son energía y tienen una gran fuerza e impacto en las personas a las que van dirigidas.
Las palabras pueden destruir a una persona o pueden reconstruir un corazón roto, todo depende de como las usemos.
Lo mismo sucede con nuestros pensamientos, aquello que pensamos, creamos y atraemos.

Cuidemos lo que decimos a los demás, cuidemos lo que nos decimos a nosotros mismos.
Aprendamos a desaprender.
Escribamos nuestra propia historia.”

Muchas veces, usamos palabras, términos médicos… etc, que un individuo, corporación o comunidad en un momento determinado decidieron así, sin darnos cuenta de la energía que poseen y de cómo pueden llegar a delimitarnos.

En ese momento fui consciente de lo que realmente significaba la palabra “incapacidad”, NO-SER-CAPAZ…
¿Puede haber una afirmación más condicionante que esa?, por no hablar de “minusválido” (menos-válido)…

Imagínense que pudiésemos ver físicamente la energía de las palabras y su efecto, y al decirle por ejemplo “Te quiero” a alguien, una nube de luz blanca saliese de nuestro cuerpo y envolviese el suyo creando un remolino que acabase metiéndose en su corazón, para luego observar como esa luz, ya instaurada, es bombeada en cada latido al resto de su cuerpo.

Pues bien, imaginen ahora que cuando me refiero a Leo, o le hablo directamente a él, lo hago diciendo que es una persona “no capaz” “menos válida” y que tiene un “trastorno incurable”… La nube que saldría de mi no sería precisamente de luz, y el mensaje que bombearía su corazón a cada célula de su cuerpo, sería de todo menos esperanzador.

Lleven ahora esto a cualquier ámbito de la vida, no solo a un diagnóstico médico…

Es por esto que cada vez más creo en la importancia que tiene la manera en la que definimos lo que nos sucede o lo que somos.
Sé que la medicina ha denominado “trastorno” al comportamiento de mi hijo, y que éste se ha calificado como una “discapacidad”, lógicamente sin ningún propósito intencionado, pero es nuestro deber y responsabilidad elegir cada palabra que usamos y definir el color y la energía de las “nubes” que emitimos.

Gracias a lo que me ha recordado este chico hada con su documental, me estoy esforzado mucho en identificar y cambiar la forma en la que digo las cosas para poco a poco corregir y ser capaz de elegir las palabras más adecuadas y con mejor vibración en cada situación.

De momento, he cambiado una palabra en la placa de parking que nos conceden para Leo, sustituyendo “discapacitado” por “dotado”.
Le he modificado el color a la nube por completo.

Cada vez más, todo me conduce a la certeza de que el origen de todo lo que no está en su equilibrio natural, comienza en un lugar que no se ve y que por tanto ignoramos.
Como le dijo el zorro al principito, “Lo esencial es invisible a los ojos”.

————–o—————

Llevo vestido de Urban Outfitters y botas de Minnetonka. La cinta del sombrero y los accesorios son todos hechos a mano por nativos americanos.

Amor y luz
Siempre
Raquel


35 Comentarios

  • 1. Pilar  |  15 noviembre 2019 - 10:06

    Leerte es pura medicina.
    Qué razón tienes y qué importante es el lugar desde el que miramos. Yo estoy segura de que los niños hada por un acto de amor increíble a sus padres y a sus sistemas familiares vienen a restaurar y a sanar algo poderoso, a que v valoremos las emociones y el poder del amor… a veces están cuidando de papá y de mamá y eligen hacerlo de esa manera para que tomemos conciencia y podamos hacer clic…. en unos años no sé en cuántos nos daremos cuenta de todo lo que nos han enseñado. GRACIAS

  • 2. Mireia  |  15 noviembre 2019 - 10:54

    Qué preciosidad de mensaje, Raquel. No sólo el mensaje en sí, sino la forma de transmitirlo. Creo que con él nos envías esa luz de la que hablas, y que nos envuelve en una nube blanca. Gracias!

  • 3. Maria  |  15 noviembre 2019 - 11:11

    La importancia de las palabras usadas, el gran reto! Grande Raquel, siento no escribir todas las veces que me das energía con solo leerte, pero sabes que somos muchas las que agradecemos tu labor y tu capacidad de llegar directa a las emociones

  • 4. Ana Suárez  |  15 noviembre 2019 - 11:17

    ¡Gracias! Any se ha emocionado con tus palabras. Un abrazo de OSO de anayany.com

  • 5. sonieko  |  15 noviembre 2019 - 11:18

    Qué bonito Raquel…. Cada día me gusta más leerte y seguirte…
    GRACIAS!!!

  • 6. May  |  15 noviembre 2019 - 11:19

    Ojalá escribieses una entrada cada día!
    Es una gozada leerte

  • 7. Virginia  |  15 noviembre 2019 - 11:28

    La palabra, es importantísima, nuestros hijos son muy sensibles
    https://laprincesadelpaisdenuncajamas.blogspot.com/2016/01/el-poder-de-las-palabras.html?m=1

  • 8. Miriam  |  15 noviembre 2019 - 11:28

    Hola Raquel, te sigo desde que empezaste en el sueño de Morfeo porque tus canciones transmitían buen rollo y ganas de comerse el mundo y ahora con tus post, trasmites tanta luz. Tienes razón que las palabras que se dicen cuando eres pequeño hacen mucho daño y te marcan para el resto de la vida, mi padre ha sido muy duro con las notas toda la vida y ahora cuando me quedo en paro o lo que sea, lo oculto y no se lo digo porque tengo grabadas las palabras. Mi marido dice que soy muy negativa conmigo misma y es por esto, por eso me encanta leerte y aprendo de madres como vosotras para el día que yo tenga mi propio bebé y no repetir lo que yo viví . Muchas gracias Raquel

  • 9. Aire  |  15 noviembre 2019 - 12:42

    Hola! Qué post tan increíble ♥️.

    Cuál es el título del documental?

    Gracias

  • 10. Laura  |  15 noviembre 2019 - 13:03

    Leerte me sana el ALMA. Tienes una sensibilidad especial y mágica. No as pensado nunca en escribir un libro con todos tus conocimientos y sabiduría, yo sería la primera en comprarlo . Me emocionas tanto con tus palabras que no soy capaz de estresar lo que me haces sentir leyéndote , solo puedo decirte GRACIAS por tanto . Laura

  • 11. Laura  |  15 noviembre 2019 - 13:30

    Eres pura Magia, tus palabras me llenan de energía , sabes transmitir de una manera especial y única. Nunca as pensado en escribir un libro con toda tu sabiduría , créeme q seríamos muchos los que estaríamos encantados de poder tener en nuestras manos un libro tuyo. Solo puedo decirte GRACIAS POR TANTO . Laura

  • 12. Gemeladas  |  15 noviembre 2019 - 13:39

    Tienes toda la razón, no nos damos cuenta de lo dañinas que pueden ser nuestras palabras.
    Besos.

    Gemeladas

  • 13. Beatriz  |  15 noviembre 2019 - 14:53

    Gracias Raquel. Tus palabras son luz. Como maestra intento to-dos Los Dias tratas con mimo y cariño a mi grupo. Y cuando veo qué da un resultado positivo no puedo evitar emocionarme .

  • 14. Carla  |  15 noviembre 2019 - 15:04

    Hola Raquel,
    Te leo desde hace muchísimos años porque me encanta tu manera de escribir tan cuidada y especial. Quería comentar contigo, desde mi humilde punto de vista, que no creo que cambiar el nombre de la placa sea lo “ideal” para Leo (no me malinterpretes, eres su madre y quién mejor que tú va a saberlo). A lo que me refiero es que quizás con este tipo de gestos creo que estás dejando al margen a Leo del nombre que la comunidad científica y la sociedad en la que vivimos le ha asignado. Espero que no te tomes mal este comentario pero me apetecía escribirlo.
    Un abrazo,
    C.

  • 15. MABEL  |  15 noviembre 2019 - 15:10

    Eres una mujer con una sensibilidad extraordinaria.
    Mucha luz para ti y tu maravillosa familia.
    Un beso fuerte.

  • 16. Isolda  |  15 noviembre 2019 - 15:29

    Es tan bonito leerte! Definitivamente Leo tiene a la mejor mamá, sois dos seres afortunados por teneros mutuamente. Es verdad que es muy importante tanto “lo que se dice” como el “cómo se dice” ¿Cual es el documental? Muchas gracias

  • 17. Estrella  |  15 noviembre 2019 - 16:09

    Amén.
    Y esto se puede aplicar a todo aquello que no esté en su equilibrio natural. También una herida en el amor, una herida familiar o una herida en el alma. Los deseliquilibrios están por todos lados y nos reclaman atención. Yo no tengo TEA, pero tantas cosas que sanar… Todos nacemos con una herencia invisible. La educación propia es mirarla y atenderla.
    Dijo René Char : ” A nuestra herencia no le precede ningún testamento ”

    Amor y luz, de vuelta

  • 18. Mayte  |  15 noviembre 2019 - 16:41

    Hola Raquel.
    Hace mucho que no escribo un comentario pero soy fiel seguidora desde el principio. Esta vez no podía dejar pasar la ocasión. GRACIAS con mayúsculas por hacernos ver algo tan importante. Tengo una hija también “diferente” y hace poco llegué a la misma conclusión . Excluir ciertas palabras del vocabulario,demostrar amor y más amor,y ver que ha venido a enseñarme.
    Y desde mi experiencia,la vida es mas fácil así. Quizás no podemos cambiar/evitar su “tratorno” pero si podemos elegir la mejor manera de afrontarlo. Ellos son seres especiales y llenos de luz
    Solo hay que saber mirar con otros ojos
    Gracias

  • 19. Alfredo  |  15 noviembre 2019 - 16:58

    Hola, Raquel:
    Siempre es un placer leerte. Y las fotos, guapísima, como siempre!
    Un besazo!

  • 20. Asturias  |  15 noviembre 2019 - 19:23

    Hola Raquel, tu primer hijo y el mio segundo nacieron en el mismo año 2014 estabamos a la par en el embarazo y casualidades de la vida los 2 tienen TEA. No se porque tengo una serie de conexiones contigo en diferentes cosas desde hace tiempo, es una sensacion rara, varias casualidades y coincidencias, a pesar de que yo no soy tan espiritual como tu, alguna vez me asusta tanto paralelismo contigo y no se si tendra alguna razon de ser y eso que comparto algunas cosas contigo y otras no. No se como sera el tema del TEA donde tu vives, pero aqui, a pesar de ser consierada discapacidad, no hay tarjeta de parking porque, en mi caso no tiene movilidad reducida. Yo tampoco creo que sea malo decir discapacidad ya que en realidad tienen otras capacidades que el resto de las personas no poseen, eso les hace únicos, pero como único es cada niño y cada persona. En el mundo de la tecnología donde ya practicamente nadie se mira a la cara ni por la calle, mi hijo hace que me olvide de todo lo que me rodea y piense que el bienestar de mis hijos y mi marido es lo mas importante de este mundo y que en realidad el problema lo tiene el mundo si no es capaz de ver lo maravilloso que es mi hijo.

  • 21. Mary 29  |  15 noviembre 2019 - 21:11

    Hola
    Tienes toda la razón. Buena reflexión. Me en cantas.

  • 22. Laura  |  15 noviembre 2019 - 23:07

    Son capacidades diferentes…simplemente eso…GRACIAS una vez más.

  • 23. María  |  16 noviembre 2019 - 00:41

    Hola Raquel,

    Gracias por estas entradas tan preciosas y tan necesarias para la humanidad.

    Tus palabras son oro líquido que entran por los ojos al ser leídas y que bajan por todo el cuerpo aportando luz a cada célula del organismo.

    Qué suerte tenéis tú y Leo de teneros mutuamente y de formar junto a Mael y a Pedro esa bonita familia, sois pura luz!!

    Un abrazo fuerte,

    María

  • 24. Silvia  |  16 noviembre 2019 - 10:23

    Muchas gracias por tus palabras.Llegan al alma y sacuden nuestra mente

  • 25. Sara  |  16 noviembre 2019 - 10:34

    Que bonito lo que escribes! Ojala todo el mundo pensase como tu❤️ Y tu hijo ve simplemente el mundo y la gente de otra manera, que bonito seria si todos nosotros pudiesemos aprender de el✨

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


4 + = diez

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS