Raquel del Rosario – Planeta Particular » P

20 septiembre 2018

P


36 Comentarios

  • 1. Ester y Leticia  |  24 septiembre 2018 - 17:49

    Es un muy buen post
    Besos y feliz semana
    https://midnighttrendy.blogspot.com/2018/09/leopard-print-never-dies.html

  • 2. ARIAN  |  26 septiembre 2018 - 08:32

    Hola Raquel! leyendo esta entrada me ha venido a la cabeza una frase que me hizo pensar mucho en un momento de mi vida en que decidi cambiar… desde dentro

    ” La mejor defensa, es no sentirse atacado”

  • 3. Susana  |  27 septiembre 2018 - 19:27

    Que Dios te/os bendiga

  • 4. Patricia Martinez Peñalver  |  28 septiembre 2018 - 10:23

    Gracias por tu comentario, es cierto que a veces después de estar con ciertas personas notas como una descarga de energía, no se si será real pero es cierto que se siente.

  • 5. Laura  |  30 septiembre 2018 - 08:51

    Me gusta lo que has escrito, pero encuentro un problema el llevarlo a cabo… qué hacemos con los múltiples amigos que te cuentan sus problemas para desahogarse y sentirse mejor y a nosotros nos dejan sin energía? No podemos dejar de escucharlos, sería egoísta, no? Y hacerles ver que la vida es mucho más… es tarea imposible, en la mayoría de los casos.

  • 6. Pilar  |  30 septiembre 2018 - 17:53

    Soy hipocondríaca y me considero una persona que se podría catalogar como tóxica, aunque no me gusta ser así. No me gustaría que todo el mundo huyese de mi por que no le “chupase” su energía. Entiendo mejor que nadie tu post, pero a veces también hay que ponerse en la piel del otro y darse cuenta que no todo el mundo es nocivo para quien le rodea por gusto, si no todo lo contrario, es un terrible peso que cargamos.

  • 7. Che  |  2 octubre 2018 - 12:35

    Hola Raquel, muy cierto tu articulo.
    Yo lo hago todos los dias, me esneño mi maestro de reiki para no dejar entrar la mala energia.

  • 8. Sonsoles  |  1 enero 2019 - 16:55

    Me ha encantado, yo pienso y siento lo mismo muchas gracias Raquel ❤️

  • 9. Manuela  |  28 marzo 2019 - 22:36

    No hace falta protegerse del otro. El cansancio viene del propio egoísmo. Si estamos presentes al otro descentrandonos de nuestro propio ombligo conseguimos amar. Negarse a si mismo y entregarse a los demás es la base para Seguir siempre con energía para centrarse hay que mirar al otro. La apertura al prójimo es la base para centrarse. Sólo centrándose en lo que uno siente,se desordena todo.ejemplo tu hijo necesita comer y tu no quieres hacer comida y necesitas estar tumbada, no es el orden. Es el principio individualista el que nos hace estar totalmente descentrado y desordenados y cada vez más quemados. Porque no nos entregamos al asombro de la vida. No hay que protegerse del otro esto no va de defensas va de entrega y amor aunque muchas veces duela es necesario para nuestro crecimiento y el del prójimo.
    El compromiso la apertura y la caridad son muy importantes para no quedarse agotado. Sobre todo la humildad no reconocer que no sólo es el otro el que cansa. Sino que a nosotros en ocasiones también nos tienen que aguantar y sostener para no caernos.

  • 10. Marta  |  7 junio 2019 - 15:28

    Pienso lo mismo, a protegerse de todo lo q te hace mal, q te quita la tranquilidad, y te irrita.. A ser amable pero no dar confianza. Me encanta la frase de Stieg Larsson

  • 11. Mrt  |  7 junio 2019 - 15:31

    Pienso lo mismo, a protegerse de todo lo q te hace mal, q te quita la tranquilidad, y te irrita.. A ser amable pero no dar confianza. Me encanta la frase de Stieg Larsson

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


6 − dos =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS