Raquel del Rosario – Planeta Particular » Amor propio

29 abril 2017

Amor propio

A veces me encuentro algo desconcertada en lo que para mí es una delgada línea, esa línea entre el amor propio y el egoísmo. Momentos en los que me descubro bombardeándome mí misma a preguntas sobre hasta que punto debería de anteponer mis necesidades a las de los demás, con el correspondiente (y agotador) autojuicio…

Es cierto que para que una relación funcione, no solo la de pareja, siempre hay que darse un poco al otro. Los actos de amor desinteresado son realmente sanadores, para esa relación y para uno.
Pero… ¿Dónde está el límite? ¿Por qué muchas veces nos quedamos en situaciones que no nos hacen felices por miedo a dañar a otro, a otros? ¿Por qué anteponemos el qué dirán a nuestro bienestar personal, a nuestra propia felicidad?
Tenemos tan arraigada esa idea de “lo que está bien y lo que está mal”, de lo que es “moralmente correcto”, que a veces renunciamos a nosotros mismos por temor a no satisfacer a la gente que queremos, a no cumplir las expectativas de lo que otros esperan de nosotros.

Y donde hay miedo, no puede crecer el amor.
Y sin un primer brote de amor propio, no hay jardín de flores.

Llevo vestido (nueva temporada) de H&M, diadema, colgante y bolso (nueva temporada) de Forever21 y sandalias de Mango.

Deseo que estén teniendo un buen fin de semana
Amor y luz
Raquel

“…Tenemos miedo a estar expuestos, a brillar arrogantes y felices. Y al encerrarnos, empobrecemos el mundo. Tenemos pudor por dar, sin saber que así robamos eso que no damos.

Tenemos miedo a sentirnos plenos, no vaya a ser que así termine todo, cuando la plenitud es sólo el principio que solemos postergar de por vida.

Tenemos miedo a la hoja en blanco, como si nuestra autenticidad pudiese errar o manchar, cuando es la represión y la indecisión lo que nos intoxica, cuando la alegría es la sagrada imperfección y la lúcida gestión del desastre.

Tenemos miedo a nuestra luz, no vaya a ser que veamos todo lo que nos prohibieron ver, y nos regañen y nos castiguen sin poder jugar, como monos amaestrados que no se saben libres…”

DAVID TESTAL (La creación como orgasmo)


31 Comentarios

  • 1. Silvia  |  5 mayo 2017 - 13:45

    Hola Raquel, gracias por compartir tus reflexiones y siempre reflejar la parte positiva.

  • 2. Cui Sing Ping  |  6 mayo 2017 - 18:54

    Cuando nos preguntamos estas cuestiones es que…….otra vez estamos repitiendo historias. Una relación se rompe, y nos vamos al otro extremo y durante un tiempo estamos alucinando, mientras dura el enamoramiento primero. Hasta que de nuevo comenzamos a darnos cuenta que vivimos en función de los demás y nosotros no podemos hacer nunca nada de lo que nos gustaría……..Y de pronto caemos en la cuenta de que esta relación es igual que la anterior que tuvimos. Solo que ahora la cosa esta mas complicada. La misma jaula, pero con distintos barrotes y para colmo en soledad……

  • 3. Nazareth  |  6 mayo 2017 - 21:40

    ¡Qué bonitas palabras! Y me encanta el vestido, es precioso.

    Un saludo

    https://nadiemelodijoblog.wordpress.com/

  • 4. Cristina  |  8 mayo 2017 - 13:28

    Me encantan las fotos!!

    CHICAS UN LOOK MUY BOMBER. OS ESPERO.
    GRACIAS POR VISITARME

    ❤️❤️www.martinandvalentina.com❤️❤️

  • 5. Gabriela  |  8 mayo 2017 - 14:45

    Gracias Raquel por ser y estar

  • 6. Laia  |  10 mayo 2017 - 23:18

    Raquel 🙂
    hoy por fin me decidí a escribirte unas palabritas por aquí! 🙂

    Siempre me he sentido un poquito unida a ti ya que desde que sacasteis disco y te diste a conocer mas, mucha gente, amigos, incluso desconocidos me decían que me parecía muchísimo a ti físicamente, la gente incluso me paraba por la calle diciendo: mira la del sueño de Morfeo! jaja..

    El caso es que quizás gracias a eso comencé a escuchar tus canciones y a sentirme identificada y conforme pasan los años veo, que parece ser que también nos parecemos “por dentro” 🙂 o al menos es la sensación que me da cada vez que te leo.

    Siempre que te leo me saca una sonrisa que hayas “formado parte de mi vida” musicalmente, también por las anécdotas gracias a nuestro parecido razonable jaja, y ahora, mas emocionalmente con tus post 🙂

    gracias y sigue así 🙂

1 2