Raquel del Rosario – Planeta Particular » EL REGALO ESCONDIDO

22 septiembre 2015

EL REGALO ESCONDIDO

Dicen que la vida no nos envía nada que no podamos soportar…

Dicen que admitir que el sufrimiento es parte de ella, es la mejor manera de superarlo…

Dicen que todo pasa por algo y que mientras más nos resistamos a aceptar una situación que no nos gusta mas fuerza cobrará en nuestra vida…

Sobre esto yo tengo mis teorías y muchas de ellas las he compartido en los últimos años con ustedes.
Sí, la teoría… esa parte tan fácil 🙂

Entonces te encuentras en el ring de combate con un contrincante de tres por dos dispuesto a dejarte KO al primer golpe.
Ahí no hay teoría que valga, no vale ni el truco ese de contar hasta diez, porque antes de llegar a tres estarás hecho papilla.

Y es entonces cuando te das cuenta de que el contrincante tiene exactamente la fuerza y las dimensiones que tienen tus miedos, de hecho, es de eso de lo que está hecho, de miedos, tus miedos.

Días de mucha práctica…

——–

Y ahí va una pequeña historia para reflexionar:

Un pobre y humilde matrimonio tuvo un hijo en el que pusieron todas sus esperanzas.
Tal vez él lograse sacarles de la pobreza algún día, estudiar una carrera o ser brillante en algo…
Una tarde, mientras montaba a caballo, el niño se cayó hiriéndose gravemente la pierna quedándole ésta sin apenas movilidad.
Los padre se sintieron desgraciados y con todas sus esperanzas rotas en pedazos, ahora su hijo no era más que un pobre lisiado.

Años después, se desató una guerra y el ejercito ordenó reclutar a todos los chicos jóvenes para luchar en la batalla.
Todos, excepto aquellos con limitaciones físicas, por lo que el hijo de matrimonio no tuvo que incorporarse.

Fue entonces cuando se sintieron enormemente bendecidos, ya que gran parte de aquellos jóvenes no regresarían con vida a casa.

Lo que aparentemente puede parecernos una desgracia, puede esconder un valioso regalo, aunque en ese momento no seamos capaces de verlo.

IMG_6067

2

IMG_6212

IMG_6147

IMG_6239

1

IMG_6476

IMG_6328

Las fotos están hechas en la laguna de Malibú.
Llevo short y top de FOREVER21, sandalias (NT) de BERSHKA, sombrero Y BOLSO de URBAN OUTFITTERS y los collares los compré en una tienda que los importa de Tailandia, son hechos a mano.

¡Deseo que estén bien!

Nos leemos pronto
Amor y luz

Raquel


“Estamos muy acostumbrados a huir de la incomodidad y somos muy predecibles. Si algo nos disgusta, golpeamos a alguien o nos castigamos a nosotros mismos. Queremos sentir seguridad y algún tipo de certeza, cuando en realidad no tenemos lugar donde apoyar los pies.”
PEMA CHÖDRON


58 Comentarios

  • 1. MARTA  |  22 septiembre 2015 - 15:43

    Hola Raquel!!! Me ha encantado tu post la verdad es que me ha venido muy leerlo por mi pequeña situación de ahora gracias!!!
    Besos y preciosas fotos!!

  • 2. ALFREDO  |  22 septiembre 2015 - 16:08

    Hola Raquel:
    Bonita reflexión. Que alegria volver a leerte y a ver tus fotos, estás estupenda! Mr alegro que estés bien.
    Un beso enorme

  • 3. Juana M  |  22 septiembre 2015 - 16:31

    Raquel, te envío muchísima energía de la buena. Vivimos y descubrimos la fuerza en nosotros, es poderosa, aunque en ocasiones, hay niebla q parece hacerla desaparecer, pero está ahí, solo hay q seguir caminando hasta llegar a ella.

  • 4. Silvia  |  22 septiembre 2015 - 17:21

    Hola Raquel,
    siempre esperando ansiosa tus post me encuentro.
    La última cita no consigo entenderla mucho pero siento que me sucede… normalmente quiero huir de la incomodidad, quiero que todo aquello que me ocurre y no me gusta pase pronto, quiero buscar medidas rápidas, los pensamientos me aturullan dramatizando sobre aquello que me disgusta, e incluso pienso que nunca saldré de “x” situación, queriendo como tu dices buscar una cierta seguridad, un equilibrio, una rutina….
    Pero a qué se refiere la cita cuando dice que en realidad no tenemos un lugar donde apoyar los pies???
    Muchas gracias por tus palabras, siempre aliviadoras, transmitiendo luz.
    Un abrazo enorme

  • 5. Noe  |  22 septiembre 2015 - 17:49

    Hola Raquel:

    En lugar de enviarte un fuerte abrazo como despedida, te lo voy a enviar ya como saludo para tratar de darte ánimo en la prueba que sea a la que te estás enfrentando. No pretendo molestarte en un momento así, pero me gustaría, si es posible, que me dieras algún consejo, alguna reflexión o sugerencia acerca de esas “casualidades” que nos suceden a veces y que no parecen casualidades en absoluto, sino que más bien tenemos la sensación de que el Universo trata de decirnos algo. No sé si es que estoy más atenta, que mi intuición está más agudizada o que me sugestioné por lo que un desconocido me dijo hace ya casi un año: “presta atención a las señales”. Desde hace un tiempo me suceden cosas, detalles sin mayor importancia pero que a veces llegan a ponerme los pelos de punta porque me parece increíble tanta casualidad. Cosas que si las viera en una película pensaría que se han pasado de fantasiosos. Es como si alguien estuviera tratando de señalarme algo pero no logro interpretarlo. ¿Podrías hablarme un poco de tu experiencia con estas situaciones? ¿recomendarme alguna lectura, quizás?

    Gracias por adelantado. Un beso enorme y mucha fuerza. Piensa que muchas personas estamos contigo, sosteniéndote y apoyándote con nuestros buenos deseos. Todo irá bien 🙂

  • 6. Ana  |  22 septiembre 2015 - 18:30

    Nunca te habia hecho ningun comentario pero te envio muchos animos y mucha energia positiva.Un abrazo

  • 7. Ankala  |  22 septiembre 2015 - 18:35

    Hola Raquel!Hacía mucho que no pasaba por aquí, mucho trabajo y he vuelto a tu blog como hacía antes, para buscar mi momento zen por aquí jijijijij….. Así que vuelvo de nuevo si el trabajo me lo permite, !!
    Te espero en mi nueva tienda, un besazooooooo!!
    Anita Ankala

  • 8. Paz  |  22 septiembre 2015 - 18:59

    Hola Raquel,
    Sigo siempre tu blog y me encanta, me da serenidad y me calma el alma. Es la primera vez que te escribo igual porque esta vez senti una especie de escalofrio al leerlo.
    Mi contrincante se llama esclerosis multiple y desde hace 9 años lucho por ser mas fuerte que el en el ring de combate, a veces consigue derribarme pero luego miro a mi niña de tres añitos lo deriibo y soy mas fuerte que el SIEMPRE.
    Un dia lei algo que me gusto mucho, lo peor de una enfermedad es el diagnostico luego todo se lleva mejor y con mas lucidez.
    Espero todo vaya bien.
    Un abrazo (virtual) muy fuerte.

  • 9. alma  |  25 septiembre 2015 - 11:14

    Mucho ánimo, esa niña te dará las fuerzas que necesites.

  • 10. Charo  |  22 septiembre 2015 - 19:05

    Gracias Raquel

  • 11. Yolanda m. l.  |  22 septiembre 2015 - 19:14

    No sabes cuánto me han ayudado tus palabras hoy. Voy a releerlas una y otra vez.
    GRACIAS.
    Yolanda.

  • 12. Elvira  |  22 septiembre 2015 - 19:26

    Hola Raquel!!

    Como tantos otros lectores, te sigo desde hace muchisimo pero nunca te habia comentado! Me encanta la manera en que escribes, lo que transmites… es alucinante como me siento identificada con lo que escribes!

    En este mismo momento me estoy enfrentando en mi vida a una situacion que, como bien dices, me ha hecho darme de bruces con una verdad… La teoria, por mucho que la conozcas, solo te da un 0,1% de lo que vas a necesitar para enfrentar esa situacion en la practica. Y, a la vez, cuando vives esa situacion no se parece en nada a como la teoria la describia!! Es increible, no?

    Te dejo una frase que una persona muy sabia me dijo y que me ha marcado para siempre: “La vida es estraordinaria, puesto que nos sirve siempre el mismo plato, hasta que hayamos comprendido lo que estabamos comiendo” (Guy Corneau). Un beso enorme! :);)

  • 13. Marta  |  22 septiembre 2015 - 19:49

    A veces es difícil encontrar el regalo…tengo un niño precioso con autismo y no consigo ver la parte buena de este camino…se que lo habrá y me ha emocionando muchísimo tu entrada, gracias por darme tanto alivio en este camino.

  • 14. A  |  22 septiembre 2015 - 20:35

    Hola Raquel. No sabes cuanto aguardaba tu post nuevo y la verdad es que por casualidades de la vida, has dado en el clavo de lleno. Encima con vendaje en los ojos y a oscuras. La verdad es que lo que me ha sucedido últimamente yo nunca lo he visto como una desgracia. Esto no es porque sea el más valiente del mundo (lejos me hayo), sino por el conocimiento de como funciona mi cuerpo. No sólo por estudios, también porque las montañas fueron grandes maestras y espero que lo sigan siendo muchos años. Aunque todo hay que decirlo, el tratamiento que me han mandado es lo mismo que hago cuando estoy de vacaciones, por lo que para mi los médicos son lo mejor de este mundo. Y tampoco creo que me haya venido por decirle que no a la vida, más bien ha sido la vida la que me dijo que no demasiadas veces. Además ella tampoco puede decir que me haya marcado un camino claro, ni tampoco difuso, más bien se ha limitado ha llevarme la contraria jajaja. Con esto quiero decir que si tomo el camino de la derecha, ella me cierra ese camino para que vaya por la izquierda. Lo malo es que cuando acepto complaciente el de la izquierda entonces me dice que el bueno era el otro y me cierra el que ella había elegido. Vamos, que si odiase las riquezas me llenaría de oro y si odiase el cariño, me obligaría a estar con las mejores personas del mundo. Pero, a quien le gustan los caminos fáciles ;-).

    Tantos besos como ánimos me ha traído tu post de hoy. Mil gracias y mucha luz. Námaste Raquel.

  • 15. Mary  |  22 septiembre 2015 - 20:46

    Hola Raquel!
    Como siempre un post muy enriquecedor para mi mente y mi alma. Me encantan las fotos y el look muy lindo. Qué lugar más bonito. Besos.

  • 16. Paula Luanco  |  23 septiembre 2015 - 00:57

    Dicen que las casualidades no existen….y yo estoy totalmente de acuerdo.Tu post una vez más me llena en muchos sentidos pero hoy lo hace de una forma diferente.Encontrar ese regalo del que hablas en un primer momento nunca es fácil.El miedo puede volar sin freno hasta el infinito llevándose el regalo entre sus alas,hasta que la esperanza y la ilusión le atrapen y nos permitan durante un tiempo volver a la calma.GRACIAS por compartir Raquel.Mucha luz

    P.D: Primero llegó el conocer,después tocó el aceptar y cuando me quise dar cuenta…ya lo estaba superando

  • 17. Inma  |  23 septiembre 2015 - 09:05

    PRECIOSO RAQUEL!!como siempre….espero impaciente siempre tus post.
    Te envío amor

  • 18. Katherine  |  23 septiembre 2015 - 10:44

    Hola Raquel. Me encantas!! Y me ha encantado tu post. Es una historia muy buena para reflexionar. Y hoy, justamente hoy, me ha venido muy bien leerlo.
    Gracias por esa energía positiva que siempre nos mandas a todos tu lectores.
    Un abrazo muy fuerte.

  • 19. Mar  |  23 septiembre 2015 - 13:12

    Hola raquel !! Hace tiempo que te sigo y me gustan todos tu posts. Las fotos son preciosas y me gusta mucho tu estilo . Te mando un abrazote muy grande .

  • 20. A  |  23 septiembre 2015 - 17:03

    Se me fue el santo al cielo y se me olvidó comentarte algo para lo que estaba esperando este post. Se me estropeó hace un tiempo la panificadora y realizando el acostumbrado máster para comprar la siguiente, descubrí que en realidad no hay antiadherentes inocuos (se limitan a dar mayor estabilidad ante el calor al material utilizado para que se desprenda con menor facilidad, pero al final terminan en el pan y en nuestro cuerpo) por lo que al final he comprendido que teniendo un tres ratos que se amolden a las necesidades del proceso, lo mejor es un banetón y una amasadora con unos 500 w de potencia, para que pueda amasar en condiciones. Aunque si que hay una que no tiene este tipo de inconvenientes, por si a alguien le interesa. Te dejo un link para que veas la máquina y un par de vídeos, o a cualquiera que le interese.

    http://www.conasi.eu/panificadoras/984-panificadora-sana.html

    Para mí es algo grande, pero para una familia es lo propio. Así que cuando se te escacharre la que tienes, tenla en cuenta. Sobre todo ahora que está Leo ;-).

    Un abrazo.

  • 21. María  |  23 septiembre 2015 - 19:37

    Hola Raquel!!

    Es un placer leerte cada post que publicas. Te sigo desde siempre y cada día me gusta más la persona que eres y en la que te conviertes cada día, con tu propia evolución constante. Aprendo mucho de ti y me siento muy identificada con tu nivel de conciencia ( algo que parece extrañar a mucha gente de hoy en día por la comprensión que requiere9 pero he de decirte que con cada post muestras más la cercanía y con más facilidad para entender bien la abstración del concepto. También creo mucho en las señales y justo ahora leer lo que has escrito…bueno no creo que haya sido una casualidad jejej. Es verdad que la vida nos pone retos pero también hay que aceptar que el sufrimiento es solo un apego a las expeectativas de las cosas o personas, no sé lo que te habrá pasado, pero ami me ayuda pensar que no todos estamos en el mismo nivel de conciencia y no de forma superior si no realista, y a veces el contrincante nos deja KO por todo lo que esperamos de él…Así que estoy aprendiendo a no tener expectativas y dejar que la vida fluya…

    Por cierto, hay una técnica Hawaiana que se llama Hooponopono y ayuda a liberar emociones negativas y areconciliarnos con nosotros mismos.

    Y como sé que eres aficionada a la lectura.
    Un libro sobre la transformación es el Damian de Herman Hesse.

    Bueno espero que no te haya sido pesado leer mi mensaje.
    Seguiré tus post siempre por todo lo que me aportan.

    Besos!!

    Y gracias por tu autenticidad!!

    Amor y luz

  • 22. Gema  |  23 septiembre 2015 - 21:16

    Hola Raquel:

    Siempre he pensado que eras una chica muy dulce y sensata. Hoy mirando tu blog he visto que miras más allá cosa de agradecer. Gracias por tus reflexiones. Molan.

    Te dejo el enlace de mi blog por si alguien quiere visitarlo:

    http://www.desdeeltocadordewary.com/

  • 23. Lydia  |  24 septiembre 2015 - 23:13

    Hola Raquel, primero darte mucho animo en aquello que estés pasando. Dices que las cosas pasan por algo, cuando suceden no se puede dar marcha atrás pero si se pueden buscar otros caminos, otras soluciones aunque no sean las previstas en un principio. Mi combate es la infertilidad, llevo casi 3 años luchando contra ella y seguiré subiendo al ring. Animo nuevamente!

  • 24. Soraya  |  24 septiembre 2015 - 23:49

    GRACIAS, hoy tu post me ha ayudado, necesitaba esa reflexión, otra vez más MUCHAS GRACIAS desde Gijón. Un beso enorme para los tres.

  • 25. Ele!  |  25 septiembre 2015 - 04:43

    Siempre qu mi vida se vuele incomoda ahí me apareces tu con retazos de sabiduría para encauzarme y afrontar los problemas.Gracias

  • 26. Soniet  |  25 septiembre 2015 - 07:11

    Hola Raquel,
    Me encanta el collar, pero mucho…mucho.
    La tienda es ahí en USA.?por saber si tienen página web o se puede acceder de alguna manera?muchas gracias

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


dos + = 5

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS