Raquel del Rosario – Planeta Particular » LA SOLEDAD NECESARIA

22 octubre 2012

LA SOLEDAD NECESARIA

-¡Raquel!

Un claro recuerdo de mi infancia, la voz de mi madre llamándome desde algún rincón de la casa.

-¡Raquel! ¡Raqueeel!

Era entonces cuando se abría la puerta de mi habitación y ella asomaba la cabeza buscándome con la mirada.
Recuerdo perfectamente el gesto de alivio que en ese momento invadía su rostro.

-¿Quieres merendar? ¿Hoy no sales? ¿Acabaste los deberes?

Cualquier pregunta a modo de excusa para acercarse hasta allí y cerciorarse de que no me había muerto o me había escapado por la ventana.

Probablemente lo que le apetecía preguntarme era algo más del estilo:

– ¿Estás sorda? llevo un rato llamándote.
– ¿Se puede saber que haces aquí metida durante horas?
– ¿Porqué no sales a tomar un poco el aire como el resto de tus hermanos?

Cada día valoro más la infinita paciencia de las madres.

Yo no lo recuerdo, pero me contaba que de más niña recorría el pasillo de casa una y otra vez, de un lado para otro, deambulando, absolutamente sumergida en mi mundo.
Incluso llegó a llevarme al médico preocupada por un posible caso de autismo.

-Mami, solo estoy pensando.

Toda mi vida he necesitado estos momentos, mis momentos, y a medida que he ido creciendo he aprendido a crear una armonía entre “mi mundo” y “el mundo”, aunque no siempre me resulta fácil.

Imagínense lo complicado que ha sido para una persona como yo lidiar con algo tan indiscreto como la fama y todo lo que esta palabra conlleva.

“La fama es pobreza cubierta de oro” dice el dicho…

El otro día compartí una de mis fotos en instagram, acababa de llegar al hotel de Lima y me había pedido un sandwich a la habitación para comer algo antes de meterme en la cama.
Como título de la imagen elegí “Soledad”.
Me sorprendió ver como todo el mundo interpretó como un momento triste mi mejor momento del día.

Ese momento en el que cenaba conmigo y me iba conmigo a la cama. No estaba sola, en absoluto.

Causalmente (que no casualmente) en esos días Paulo Coelho tuiteó un texto precioso sobre la soledad.
Lo sentí como un regalo, alguien había descrito a la perfección esa soledad necesaria tan importante para mi.

Estas fotos son de hace unas cinco semanas, después de volver conduciendo del concierto de Logroño.
Un precioso paisaje de Castilla que tenía pendiente enseñarles.

Llevo camiseta básica, shorts y pañuelo de ZARA, botines de HAKEI, chaqueta de BRANDY MELVILLE y gafas de sol de RAYBAN.

Hace tiempo que no recomiendo ningún libro.
Hoy no he podido evitar acordarme de éste, para todos los que quieran dedicarse un ratito a sí mismos guiados por los buenos consejos de Walter Dresel.

“Toma un café contigo mismo”

“Para todos los seres humanos que sentimos hoy la necesidad de un cambio: el cambio de creer en nosotros mismos y en la esperanza de que nuestros principios y valores sean los pilares fundamentales en la ardua tarea de recuperar la alegría de vivir”

La banda sonora de hoy es la canción que da nombre a mi blog “Planeta particular” de nuestro segundo disco.

Una canción en la que intenté describir “mi mundo” a aquellos que no lograban entenderlo del todo.

Les deseo un buen comienzo de semana
Y ya saben…
Tómense un café con ustedes mismos, seguro que tienen muchas cosas de que hablar 🙂

Mil besos
LOVE


165 Comentarios

  • 1. Larita:)  |  14 noviembre 2012 - 17:17

    me encanta tu filosofia, todos necesitamos ese momento de soledad, para pensar ya que el mundo sigue girando y para ti, aunque sea un momento se para ese mundo interior…me encantas! no cambies!

1 5 6 7

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


5 + seis =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS